La fiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reinoso solicitó una investigación del fiscal adjunto Isidro Vásquez, después de que uno de los imputados en el caso de fraude del Banco Peravia, Nelson Cabral Veras, dijera ayer que le había pagado 150,000 dólares al representante de la Fiscalía para que le buscara representación legal.

Durante la sesión de revisión obligatoria de medidas de coerción que tuvo lugar en el Segundo Juzgado de Instrucción, Cabral Veras dijo al juez suplente, Luis Borges, que no tenía abogado porque había hecho el pago al fiscal y aun no le ha resuelto su defensa.

Al conocer estos hechos, Berenice llamó a Vásquez a su despacho lo separó del proceso, "que es lo correcto cuando se imputa a un fiscal, hasta que se lleve a cabo el pertinente proceso de investigación.

En este sentido, la fiscal aseguró que la investigación que ha solicitado se llevará "hasta las últimas consecuencias. Él (Cabral Veras) ha hecho una imputación" contra ese fiscal "y nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer, que es pedir a la Procuraduría que abra una investigación, como hemos hecho en todo caso de corrupción", aseguró.

Por su parte, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, confirmó que la investigación del citado fiscal se está llevando a cabo y que Vásque ya fue interrogado por el procurador adjunto Bolívar Sánchez, encargado del departamento de Inspectoría del Ministerio Público.

Tras las afirmaciones hechas ayer por el imputado sobre el pago a Vásquez, el tribunal aplazó para el día 15 diciembre la revisión de la medida contra Cabral Veras y otros dos implicados en el fraude a la entidad bancaria Carlos Serret y el coronel Florentino de Jesús Acosta.