Naciones Unidas expresó su preocupación por el plan de la UE-Turquía para aliviar la crisis migratoria este martes 8 de marzo diciendo que podría contravenir la ley internacional. De acuerdo con ese plan, todos los inmigrantes que lleguen a Grecia desde Turquía serían devueltos. Por cada sirio devuelto, un sirio en Turquía podría ser reinstalado en la Unión Europea. Bill Frelick, director del programa de derechos de los refugiados de Human Rights Watch da su visión a Metro sobre el polémico plan.

¿No es demasiado radical el plan?

Una contradicción fundamental está en el corazón del acuerdo entre la UE y Turquía. Las partes no dijeron cómo serían justamente evaluadas las necesidades individuales de protección internacional durante las expulsiones en masa de vía rápida que acordaron se llevaría a cabo.

El plan también trata a los refugiados sirios como una masa indiferenciada, sustituyendo a un solicitante de asilo que sería enviado de vuelta con algún otro refugiado sirio que sería reubicado. Esto parece reducir los individuos a números intercambiables.

Amnistía Internacional calificó el plan como un golpe mortal hacia el derecho a solicitar asilo. ¿Por qué?

Es difícil imaginar cómo una solicitud individual podría ser evaluada en el transcurso de una expulsión colectiva de vía rápida. El plan parece sustituir un procedimiento de reasentamiento, que es una opción política discrecional, a partir de una determinación de asilo, que se basa en la obligación legal de no devolver a un refugiado a un lugar donde él o ella sería perseguido.

El reasentamiento es un complemento útil para el asilo, pero si se utiliza como un sustituto de asilo, socava el derecho a solicitar asilo.

¿Podría este plan realmente ayudar en la solución de la crisis migrantoria?

Podría ayudar a detener la migración irregular, pero eso no significa que ayudaría a proteger a las personas que buscan asilo contra la guerra y la persecución. Debido a que las personas que emigran son mayoritariamente procedentes de países que producen refugiados como Siria, Irak y Afganistán, el problema no puede reducirse simplemente a una cuestión de la migración irregular, como si las necesidades de protección no debieran ser consideradas seriamente.

¿Cómo han reaccionado los líderes de la UE con el plan?

No está del todo claro que los líderes de la UE estén de acuerdo con el nuevo reasentamiento masivo.

El acuerdo también dice que todo sirio readmitido por Turquía se vería compensado por un sirio reasentado desde Turquía en los estados miembros de la UE, pero esta promesa se apoya sobre una base muy débil: a mediados de enero, menos de 800 refugiados habían sido reasentados en Europa bajo un compromiso de 2015 de los gobiernos de la UE para reubicar a 22,500 refugiados procedentes de diversas regiones a finales de 2017.

El plan ya ha planteado algunos problemas legales. ¿Cuáles son?

La devolución de los solicitantes de asilo por la vía rápida es incompatible con una cuidadosa evaluación de los solicitudes de asilo.

Dado que Turquía mantiene una limitación geográfica de la Convención de 1951 que excluye a los no europeos de la condición de refugiado, también es muy dudoso que los afganos, iraquíes y otros solicitantes de asilo no europeos que podrían ser devueltos, en virtud de este plan, tuvieran la oportunidad de buscar asilo en Turquía y disfrutar de los derechos concedidos a los refugiados en virtud de la Convención sobre los refugiados y las normas internacionales aceptadas.

¿Cuáles son otros obstáculos del plan?

Es difícil ver cómo el reasentamiento pudiera seguir el ritmo de los retornos acelerados en masa de migrantes irregulares en barco en una base de uno por uno. No sólo es cuestionable que los estados miembros de la UE puedan proporcionar los números de reasentamiento suficientes, sino que también puedan procesar las reclamaciones con la suficiente rapidez para satisfacer a Turquía de que la UE está cumpliendo con su parte del trato.

¿Qué otra solución podrían encontrar la UE y Turquía para resolver la crisis?

La UE podría de hecho aumentar de manera significativa el reasentamiento de refugiados de Turquía con la esperanza de que esto asegurara a los solicitantes de asilo que tengan vías seguras y legales para la seguridad, pero esto debe ser totalmente voluntario y desvinculado con los retornos forzosos de los solicitantes de asilo.

¿Qué podemos esperar en el futuro?

Hasta que termine la violencia y violaciones de derechos humanos que obligan a las personas a abandonar sus hogares en Siria, Irak y Afganistán, el flujo de refugiados continuará. Contener el flujo no resolverá su causa y el problema persistirá.