El sindicalista Blas Peralta volvió desmentir que fuera el autor de la muerte del exrector Mateo Aquino Febrillet, aun cuando las pruebas de la Fiscalía lo vinculan como el principal sospechoso de ese asesinato ocurrido el pasado viernes cuando fue impacto por un disparo mientras transitaba en su jeepeta.

Catalogó al catedrático como "un padre" y fue la persona, que según él, lo motivó a la candidatura por una diputación en esa provincia.

“La muerte de Febrillet para mí fue una gran pérdida porque fue mi amigo, fue mi candidato a senador", sostuvo cuando tomó un turno ante el magistrado.

El relato de Peralta, presidente de Fenatrado, los sostuvo ante el juez José Alejandro Vargas, del Juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional, donde se le conoce medida de coerción.

Sin embargo, la Fiscalía tiene como pruebas, con las que pedirá un año de prisión preventiva y luego 30 en el juicio de fondo, un video donde se ve persiguiendo la jeepeta de Febrillet, la conversación que sostuvo con el excoronel de la Policía, Rafael Herrera Peña, donde buscaban cómo borrar las huellas y cambiarle el cañón a la pistola.

La muerte de Febrillet se produjo el pasado viernes, cuando, luego de mediar una disputa entre Peralta y el también candidato a diputado, Eduard Montás, se marchó del restaurante con este último, pero el sindicalista le siguió detrás y le disparó al vehículo, provocando su muerte y causándole una herida a su secretaria.