En la mañana de hoy, el presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), Blas Peralta, se entregó a la Policía Nacional por ser el primer sospecho por la muerte a tiros del exrector Mateo Aquino Febrillet.

Según las versiones preliminares de la Policía es que Aquino Febrillet murió luego de recibir un disparo tras mediar en un conflicto entre los candidatos a diputados Blas Peralta y Eduar Montás, cuando se encontraban en el interior del restaurante El Lago, de esta capital. Ambos son candidatos aliados del PRM.

En la sede de la Policía, el sindicalista Peralta afirmó que no sabe por qué lo señalan como sospechoso del hecho. Aseguró que no sabe dónde se realizó el tiroteo donde fue ultimado el profesor Aquino Febrillet. “Siempre he andado desarmado no tengo problema con nadie”.