Ante cientos de miles de personas y por las calles de la Quinta Avenida,  se dio inicio el martes el 59no “Desfile Puertorriqueño de Nueva York”.

La cantante Ednita Nazario es la gran mariscal del evento, que representa el acto de afirmación puertorriqueña más grande el mundo.

La festividad tiene lugar en medio de una crisis fiscal y de deuda pública de Puerto Rico que tiene al Congreso muy cerca de imponer una junta federal de control fiscal sobre la Isla, un proceso que el liderato de la diáspora boricua sigue de cerca.

“Tenemos que demostrar que a pesar de la crisis fiscal en Puerto Rico, los puertorriqueños seguimos unidos en la búsqueda de soluciones y continuamos destacando nuestra cultura, herencia y valores, como un puente que nos unifica e inspira hacia el futuro”, indicó la presidenta del desfile, Lorraine Cortés Vázquez.

Entre las personalidades homenajeadas están la actriz Giselle Blondet, el cantante Andy Montañez y el expelotero Cándido Maldonado.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y la presidenta del Concejo Municipal de la ciudad, la puertorriqueña Melissa Mark Viverito, y la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez, entre otros, encabezaron la marcha.