En Brasil la secretaría de seguridad en Sao Paulo pretende reforzar la seguridad en medio de las movilizaciones de organizaciones en contra del designado presidente brasileño Michel Temer, tras la destitución de la ex mandataria Dilma Rousseff.

Este domingo, el movimiento Frente Popular y “el movimiento de los sin tierra y sin techo” convocó a una nueva protesta. Esta última actividad fue criticada por dirigentes del Partido Trabajador (PT). “Tenemos que denunciar todo eso que Brasil está viviendo, pero no podemos ser parte del problema ni de la causa, ni de las consecuencias. Por eso tenemos que ser parte de la solución a partir de ahora. No es posible que Brasil siga en esta especie de marcha de la insensatez”, dijo el senador Jorge Diana, exlíder del oficialismo depuesto.

En las tres manifestaciones anteriores encapuchados provocaron serios incidentes, de los cuales varios se encuentran detenidos. Los organizadores de esta nueva marcha contra el actual mandatario reunieron más de 30,000 personas en Sao Paulo y Río de Janeiro.