El portal de extrema derecha Breitbart ayudó a que Donald Trump llegara a la Casa Blanca publicando opiniones sin filtro y titulares incendiarios que prendieron fuego entre medios tradicionales y analistas.

Ahora parece que quiere llevar ese movimiento a una escala global.

Nacido de una comunidad de blogueros conservadores, Breitbart News Network reflejó el tono de la campaña de Trump con reclamos provocadores, a veces inexactos, que despertaron críticas por racistas y xenófobos.

Su presidente, Steve Bannon, fue nombrado el fin de semana pasado principal estratega y asesor de Trump.

Breitbart superó a muchos medios de comunicación hasta lograr ser el cuarto más seguido por internautas la noche de las elecciones, de acuerdo con el grupo de análisis NewsWhip.

El portal, creado por el fallecido comentarista conservador Andrew Breitbart, ya señaló su intención de expandir su marca globalmente, abriendo filiales en Francia y en Alemania, después de haber desembarcado en Reino Unido, desde donde impulsó el Brexit. Su seña de identidad son los titulares insolentes que mezclan opinión con hechos a veces un poco forzados.