El embajador de Estados Unidos, James Brewster, aseguró ayer que las relaciones entre su nación y República Dominicana continuarán fortaleciéndose.

Tras acompañar a una delegación de funcionarios de origen dominicano, elegidos en los pasados comicios estadounidenses, Brewster dijo que las nuevas autoridades “seguirán trabajando en favor de todas esas comunidades que representan en Estados Unidos”.

Al valorar sus conversaciones con funcionarios del gobierno dominicano y los visitantes, el embajador manifestó que “vienen a demostrar estos vínculos tan sólidos que hay entre ambos países”.

Espaillat valora encuentro

Entre los funcionarios que se reunieron con el mandatario dominicano en el Palacio Nacional, se destaca el congresista Adriano Espaillat, quien expresó su deseo de “extenderle la mano al presidente Danilo Medina, quien siempre ha sido un amigo de la diáspora”.

Espaillat expresó que la visita realizada a Medina fue para compartir con el Gobierno y el pueblo dominicano después de una jornada electoral muy extensa.

Sin embargo, dijo que también incorporan la tarea de traer ayuda a las zonas afectadas por las lluvias.
Espaillat, miembro de la Cámara de Representantes por el estado de Nueva York, señaló que el pasado domingo estuvieron en la provincia Santiago para entregar unos donativos.

Entre los representantes de la comunidad hispana en Nueva York que acompañaron a Espaillat estuvo Marisol Alcántara, elegida como senadora del Distrito 13 de la citada urbe. Sustituye a Espaillat en esa posición.

De igual modo, estuvieron en el encuentro Julissa Ferreras, concejal por el condado de Queens, y Marcos Crespo, asambleísta por el Bronx.

En la reunión también estuvieron presentes en representación del Estado dominicano, además del presidente de la República, el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta; el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, y el consultor del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal.