Ante la lluvia de críticas en torno a la apertura de la tercera edición del festival de luces Brillante Navidad, el Ayuntamiento del Distrito Nacional justificó la inversión y sostuvo que consume menos energía que una noche en el parque de béisbol de la ciudad.

En los 36 días del “parque de las luces”, la energía consumida es menor que la del encendido de los faroles del Estadio Quisqueya Juan Marichal, sostuvo Omar Liriano, encargado de Relaciones Públicas del ADN, quien, sin embargo, no ofreció detalles del gasto en energía en años pasados.

 El cabildo inauguró hace unos días la tercera versión, con fuentes de agua con luces, pista de patinaje sobre hielo, presentaciones artísticas y otras atracciones, para ofrecer a las familias un ambiente de alegres motivos navideños.

La acogida ha sido masiva, pero algunos ciudadanos, que hasta organizan piquetes, entienden que “es una pérdida de dinero y energía”, en contraste con muchos sectores que permanecen a oscuras.

Para Liriano, que haya energía eléctrica o no, no es responsabilidad del ADN. “Y sobre las quejas, estas se reducen a un minúsculo grupo que quiere adversar al alcalde con un trasfondo político protestando por un evento que el 98 por ciento de los ciudadanos dicen que están de acuerdo”.

El portavoz comentó que “algunos han planteado que Brillante Navidad se haga en los barrios; los que dicen esto no tienen la más mínima idea de cómo se puede montar un evento que ha recibido ocho millones de personas y que ha sido reconocido por otros países; todos sabemos lo atomizado de nuestros barrios, que ni siquiera tienen espacios para construir ni una escuela”.

“Según la encuesta del Observatorio Ciudadano, de esos ocho millones de personas, un 80% viene de los diferentes barrios del Distrito Nacional”.

El festival cuenta con el apoyo de las empresas Cervecería Nacional Dominicana, Claro, Sociedad Industrial Dominicana, Propagas, Pizza House, Pinturas Tropical y Grupo Corripio entre otras.