La Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd) suspendió su tradicional fiesta de Navidad en solidaridad con los habitantes de las provincias y municipios del la Región Norte del país afectados por las inundaciones provocadas por las lluvias.

El director de la Caasd, Alejandro Montás, además dispuso que los camiones cisterna de esa corporación estén disponibles en caso de que sean requeridos por el Plan Social de la Presidencia, Los Comedores Económicos, o cualquiera de la Corporaciones de Acueductos de los pueblos afectados.

Mediante un comunicado, Montás dijo que se llegó a esa decisión ante la situación que ha entristecido profundamente a la nación y afirmó que le corresponde a la institución que dirige solidarizarse con las autoridades y con los habitantes de los pueblos que sufren los efectos de las lluvias.

Varias unidades de la Caasd han sido enviadas a pueblos del interior atendiendo solicitudes, tanto del Plan Social de la Presidencia como de los Comedores Económicos.

Con esta decisión de suspender las actividades festivas navideñas, la Caasd se suma a otras instituciones que tampoco celebrarán actos de este tipo, como la Contraloría General de la República o el Ministerio de Agricultura.