“Cada día en el país mueren entre siete y nueve personas por accidentes de tránsito”, reveló a Metro el director del Programa de Reducción de Muertes por Accidentes de Tránsito (Premat), Alberto
Díaz, quien además resaltó que 2,164 personas perdieron la vida en 2012, según las estadísticas recabadas en 2014 por el Ministerio de Salud Pública.

Díaz explicó que el 98% de los fallecidos por accidentes en las vías son hombres, debido a que son quienes mayormente manejan en las noches; el 77% está en edades comprendidas entre 17 y 35 años. Destacó que el 85% corresponde a motoristas, “quienes andan sin casco, sin luces y a muy altas velocidades”.

Estos datos alarmantes son los que colocan a la República Dominicana en el segundo lugar, entre los países que conforman las Naciones Unidas, con mayor tasa de muertes por accidentes de tránsito, y
que han motivado al Gobierno a emprender un plan de seguridad vial, para tratar de reducir este flajelo.

El documento estadístico resalta que las provincias que presentan más muertes por accidentes de tránsito, correspondientes al año 2012 son Santo Domingo, con un total de 441 casos; Santiago,
con 247 muertos, y San Cristóbal, donde se registraron 178 muertes por accidentes de tránsito; el lugar número cuatro lo ocupa el Distrito Nacional, con 145 casosde personas que fallecieron como consecuencia de accidentes en las vías terrestres; le sigue La Vega, con 136 fallecimientos, mientras que en sexto lugar queda la provincia La Altagracia, con 112 muertos.

Si se observan estos números como proporción por la cantidad de habitantes, el
orden en la lista se invierte y pasan a la cabeza lugares más distantes y de menor desarrollo
económico.

La provincia que lidera es Hato Mayor, con un índice de 78.5 muertes por cada 100 mil habitantes. El doctor Díaz destacó que, debido a estos indicadores, esta localidad es una de las primeras en las
que se ha empezado a poner en práctica un Plan de Seguridad Vial, a fin de reducir los decesos por accidentes viales.

Le sigue La Altagracia, con una tasa de 46.6; el tercer lugar lo ocupa Monseñor Nouel, con 40.6 casos por cada cien mil habitantes; después, Samaná, con 31.8; La Vega, con 31.1, y San Juan de la Maguana, con 29.4 muertes en accidentes por cada cien mil habitantes.

Función del Gobierno El director del Premat manifestó que, debido a estos indicadores, para el Gobierno
de Danilo Medina, reducir las muertes por accidentes de tránsito se ha convertido en una “meta presidencial”.

Sin embargo, Díaz no especificó qué cantidad del presupuesto que se destinó para Salud Pública en el proyecto para 2016 se utilizará para este programa, a pesar de que resaltó que “la mejor voluntad de un gobierno en hacer algo es cuando invierte”.

“Es una vergüenza que el país muestre esas estadísticas, cuando son muertes que se pueden evitar”, así lo expresó el doctor Díaz, quien además dijo que el Gobierno tiene un plan ambicioso sobre
seguridad vial.

“La mayoría de los accidentes de tránsito ocurren porque los conductores manejan a la ofensiva; una gran parte se produce los viernes y sábados, especialmente entre las 11:00 de la noche y la 1:00 de la drugada.

Indicó que el sistema de emergencias 911 contribuy a reducir los accidentes de tránsito y fallecimientos
debido a que cuenta con cámaras para ver qué pasó y así analizar las muertes y utilizar esos datos en programas de prevención.

Además, los socorristas llegan a tiempo a las escenas y cuentan con un equipo capacitado que sabe
cómo se debe levantar a los heridos para no causarles traumas mayores o la muerte.

“Por primera vez en el país hay medicina prehospitalaria”, destacó.