Que todas las instituciones, sobre todo las gubernamentales, recuerden la responsabilidad que tienen de garantizar el acceso a la salud con perspectiva de género y respeto de los derechos humanos. Con esta intención se inició ayer y se extiende hasta este viernes el Foro sobre Equidad de Género en Salud: “Hacia el logro del aseguramiento y financiamiento equitativo de la salud, con base en los derechos humanos y la perspectiva de género”, organizado por el Ministerio de Salud Pública en coordinación con otras entidades.

“Yo creo que este foro nos permite ir identificando a dónde necesitamos dar más apoyo, más acompañamiento. La única forma de empujar el derecho a la salud es reconociendo dónde están las brechas, las vulnerabilidades que impiden a hombres y mujeres vivir con bienestar, que es obligación de todas nuestras instituciones”, expresó en declaraciones a este medio Edda Quirós Rodríguez, psicóloga costarricense que participa en este encuentro por el desarrollo de políticas públicas con perspectiva de género.

Quirós, consultora internacional invitada, establece también una diferencia en la manera en que acceden hombres y mujeres a la salud como derecho fundamental. Asegura que a los hombres los están educando para las “grandes hazañas” y a las mujeres para que cuiden a otros.

“La mujer no puede cuidarse a sí misma y siempre llega tarde a los servicios de salud (…) Los hombres están siendo educados para demostrar una masculinidad, para demostrar yo no tengo nada, a mí no me pasa nada. No tienen ninguna noción de cómo cuidar su salud por que, supuestamente, siempre van a tener alguien que los cuide”, sostiene esta especialista en igualdad de género en salud.  

“Yo creo que este foro nos recuerda la corresponsabilidad en la producción del derecho a la salud que como derecho humano que nos compete a todos. El derecho a la salud se construye desde muchos sectores no solo desde los organismos de salud”, enfatizó.

La doctora Lilliam Fondeur, directora de la Oficina de Equidad de Género y Desarrollo del Ministerio de Salud Pública, recordó que esta lucha por los derechos humanos es un proceso que se construye paso a paso.

“Esto es un proceso que estamos construyendo y que tiene aproximadamente 10 años y que estamos reforzando constantemente gracias al apoyo de estas instituciones y de las organizaciones internacionales. Estas políticas de género están en nuestra constitución, están en nuestro plan de desarrollo como país y están en nuestros acuerdos de estados”, recalca.  

Fondeur, ginecóloga-obstetra, expresó además que “este evento viene a formar parte de la escenificación de estos acuerdos y que cada una de estas instituciones asuma su cuota de responsabilidad en el tema de la salud, reconociéndola no como ausencia de enfermedad sino como estado de bienestar”.