El movimiento Poder Ciudadano realizó la tarde de este miércoles una cadena humana frente al Congreso Nacional, donde exigieró una explicación sobre la sobreevaluada compra de los ocho aviones Súper Tucano.

En 2009, Leonel Fernández, presidente de la República en ese entonces, aprobó la compra de esas aeronaves a la empresa una brasileña por un monto de US$92 millones. La compra de las aeronaves se hicieron durante la gestión del mayor general Rafal Peña Antonio, entonces jefe de la Fuerza Aérea Dominicana (FAD).

Manuel Robles, presidente del movimiento, depositó junto a un grupo de personas una carta en el Senado en las que piden a los congresistas Reinaldo Pared Pérez y Tommy Galán, miembros de la Comisión de Hacienda, los detalles los responsables en ese "maco".

Según Poder Ciudadano, el Congreso oculta el nombre del senador que fue sobornado para aprobar la cuantiosa compra.

En  noviembre del 2014, luego de que  el periódico de Nueva York, The Wall Street, informara que un alto militar dominicano recibió US$3.5 millones de dólares como soborno para a aprobación de la compra de los Tucanos, la Procuraduría General de la República abrió una investigación, la cual aún sigue abierta.