James Holmes, a culpable de asesinar a 12 personas en Colorado fue sentenciado a cadena perpetua, por lo que se salvó de la pena de muerte.

Holmes fue declarado culpable de asesinar a doce personas y de herir a 70 más, esto mientras se proyectaba la película The Dark Knight, basada en los cómics de Batman, en julio de 2012.

Según el medio británico "BBC", el jurado, compuesto por nueve mujeres y tres hombres decidió darle cadena perpetua sin oportunidad a libertad condicional. La otra opción era la pena de muerte.

Holmes enfrentó más de 160 cargos y durante el proceso judicial sus abogados alegaron que tenía demencia.