Por 118 rechazos y siete a favor, la Cámara de Diputados rechazó el proyecto de ley que persigue suspender durante doce meses la puesta en marcha de la Ley del Notariado.

El Senado ya le había dado la luz verde.

A su vez, los diputados acogieron una propuesta para que en un mes la Comisión de Justicia presente una propuesta de modificación en la que se incluyan todas las sugerencias llevadas a cabo por distintos organismos, asociaciones y personalidades en las últimas semanas.