La policía busca a los padres de un bebé que fue encerrado en la caja fuerte de un hotel, cerca de las Cataratas del Niágara, en Ontario, Canadá.

El pasado 18 de agosto alrededor de las 10:00 horas  (tiempo local), la familia del pequeño solicitó al personal del Hotel Howard Johnson, que algún trabajador de mantenimiento acudiera para liberar al pequeño.

Según informes del Servicio de Policía Regional de Niagara, el bebé estaba llorando antes de que pudiera ser liberado.

Cuando el personal consiguió la libertad del bebé, los padres nativos de Nueva York, Estados Unidos, huyeron con él antes de que se diera algún tipo de aviso de a las autoridades.

Amanda Sanders, de la unidad de abuso infantil de Niagara, declaró que aún no es claro cómo terminó el bebé en la caja fuerte.

Las autoridades desconocen el sexo del bebé, pero creen que tiene menos de un año, informó la cadena de televisión "CBC News".