El canciller, Andrés Navarro, afirmó hoy que Haití debe "repensar" la orden de prohibir la importación por vía terrestre de 23 productos dominicanos.

En un acto organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en el país, Navarro agregó que funcionarios de la cancillería en los distintos puntos fronterizos evaluarán el alcance del cumplimiento de dicha veda a la importación que hoy entró en vigor.

"Estamos comprobando si real y efectivamente se toman esas medidas por parte de las autoridades de Haití", dijo.

Tras reconocer que entiende que es válido ofrecer un mayor control de sus aduanas, opinó que existen otros mecanismos efectivos y consideró que el más perjudicado por la decisión del ministerio haitiano de Economía es el propio pueblo haitiano.

"Deberían repensarlo porque en última instancia a quien más va a afectar la medida será al pueblo haitiano", dijo Navarro, quien afirmó que aún se mantiene abierto a un diálogo con el país vecino.

El pasado 15 de septiembre el ministerio de Economía y Finanzas haitiano prohibió la importación vía terrestre de 23 productos dominicanos a partir del uno de octubre próximo.

Entre los productos exportados por República Dominicana prohibidos por Haití figuran la harina de trigo, cemento gris, aceite comestible, jabón, detergente en polvo, detergente líquido o en espuma, agua potable, pintura y productos para carrocería de vehículos, mantequilla, manteca y herramientas para la construcción.

En respuesta, la República Dominicana llamó a consultas a su embajador en Haití, Rubén Silié.