El Ministro de Relaciones Exteriores, Miguel Vargas, y el jefe de la delegación de parlamentarios del Reino Unido, Gareht Johnson, encabezaron ayer una reunión de trabajo para analizar las perspectivas de intercambio comercial e inversiones de ambos países.

Durante la reunión, el canciller manifestó su preocupación porque, con la salida del Reino Unido de la Unión Europea, se vea afectado el Acuerdo de Libre Comercio firmado por las naciones latinoamericanas con Europa.

En cambio, Johnson garantizó que, pese a la salida de su país de la Unión Europea, República Dominicana no se verá afectada en la exportación de varios productos agrícolas que se produce desde hace varios años, especialmente el banano inorgánico.

“El pueblo británico disfruta de los productos dominicanos y eso no va a cambiar por el Brexit, porque el público británico disfruta del banano, por ser muy dulce”, expresó el legislador, quien adelantó que se estudia la posibilidad de que las exportaciones se realicen directamente, en vez de utilizar un tercer país.

Vargas agradeció la visita de los parlamentarios británicos a la sede de la Cancillería y manifestó el interés del gobierno dominicano de ampliar las relaciones con el Reino Unido, especialmente en los aspectos diplomático, político, económico, cultural y turístico.

Según Vargas, este tipo de encuentro tiene singular importancia debido a que con la nueva Ley Orgánica del Ministerio de Relaciones Exteriores, la dependencia se encamina a convertirse “en una Cancillería de los nuevos tiempos”.