El foco rojo en la 46ta Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) lo puso ayer la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, cuando – en su intervención– acusó al secretario de este organismo, Luis Almagro, de servir como agente de los Estados Unidos.

“Almagro ha implosionado la secretaría general vulnerando permanentemente las normas que enmarcan sus funciones como secretario general (…) Estás en la nómina de Washington. Sé que te da risa, pero es así”, dijo Rodríguez dirigiéndose a Almagro durante la primera sesión de estas plenarias.

Manifestó además que Venezuela tiene “pruebas diarias de cómo la secretaría se parcializa a favor de sectores opositores, pruebas irrebatibles de cómo el secretario general tiene una posición intervencionista de Venezuela, sirviendo de agente a Washington”.

Almagro reaccionó a estas acusaciones respondiendo, a través de su cuenta de Twitter, a esta diplomática de Venezuela. “Ya contesté a esas mentiras. Espero que en la Sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) del junio 23 Venezuela presente argumentos y no ataques personales (…) Ya dije lo que tenía que decir”, publicó.

El titular de la OEA se refiere al mensaje remitido al presidente venezolano Nicolás Maduro, el mes pasado, donde afirma: “No soy agente de la CIA. Y tu mentira, aunque repetida mil veces, nunca será verdad. De todas formas conviene aclararlo, aunque esto sea denegar el absurdo. Mi conciencia está limpia, presidente, y mi conducta mucho más. No hay ninguna amenaza que me puedas hacer que ni remotamente roce a ninguna de las dos”.

“No soy traidor. No soy traidor ni de ideas, ni de principios, y esto implica que no lo soy de mi gente, los que se sienten representados por los principios de libertad, honestidad, decencia, probidad pública (sí, de los que suben y bajan pobres del poder), democracia y derechos humanos”, dijo también Almagro en aquella ocasión.

El “tú me dices y yo te digo entre la canciller venezolana y el John Kerry

La representante de Venezuela también tenía algo que decirle al secretario de Estado de Estados Unidos. Luego de la intervención de John Kerry, dijo que acababa de hablar “el amo del mundo” y que su país “no necesita la limosna de nadie”.

Durante su intervención, Rodríguez quiso dejar claro que Venezuela es una nación libre y soberana “que ha sabido derrotar poderes imperiales”.

Además, recordó que los “asuntos internos de Venezuela lo dirimen los venezolanos” y negó que en su país haya presos de conciencia, después de que Kerry pidiera, al hablar en la primera sesión plenaria, que se liberen a los “presos políticos” en Venezuela.

Rodríguez dijo que Venezuela espera “las disculpas de Estados Unidos y de la OEA sobre la violación de la soberanía, el territorio y la libertad de este país”.

“Hablan de crisis humanitaria y son los principales responsables de las crisis humanitarias que viven los países que han desintegrado territorialmente”, enfatizó la ministra.

También subrayó que Venezuela “retomó la senda de la soberanía política, de nuestra soberanía económica y el manejo de nuestros recursos naturales” y opinó que su país es víctima de un “hostigamiento internacional”.

A su vez, indicó que Venezuela “es víctima del ‘bullying’ (intimidación) de la derecha internacional” y recalcó que si los países quieren ayudar a su país “levanten el bloqueo financiero” sobre Venezuela.

Está previsto que el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, mantenga a lo largo de la jornada una reunión bilateral con la canciller venezolana, en los márgenes de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, que hoy está en su tercer y último día de trabajo en la capital dominicana.