Los cancilleres de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, México y Perú expresaron su preocupación luego de que la semana pasada el poder electoral venezolano determinó que el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro se realice recién en 2017, lo que imposibilitaría un cambio de gobierno.

En un comunicado divulgado este miércoles por la cartera de Relaciones Exteriores de México, los cancilleres firmantes “expresan su preocupación” por la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de disponer una serie de medidas “que tienen el efecto de postergar la realización del referéndum revocatorio hasta 2017, afectando así el sentido de la consulta”.

Los cancilleres reiteraron “su apoyo y su disposición de contribuir para la realización de un diálogo entre el gobierno y los distintos actores políticos y sociales venezolanos, que permita, a través del entendimiento mutuo, promover la estabilidad política, la recuperación económica y el pleno respeto a los derechos humanos”.

La carta está firmada por los cancilleres de Argentina, Susana Malcorra; Brasil, José Serra; Chile, Heraldo Muñoz; Paraguay, Eladio Loizaga; México, Claudia Ruiz Massieu; y Perú, Ricardo Luna.
El pasado 21 de septiembre, el Consejo Nacional Electoral venezolano anunció que la consulta para determinar si Maduro continúa en la presidencia podría realizarse en el primer trimestre de 2017.

La oposición, que promovió el referéndum, exigía que se efectuara antes del 10 de enero de 2017, pues si Maduro (2013-2019) pierde se llamaría a nuevas elecciones, pero al realizarse en una fecha posterior el mandato lo concluirá su vicepresidente.

Bajo el gobierno de Maduro, heredero político del fallecido expresidente Hugo Chávez (1999-2013), la crisis económica en Venezuela se ha profundizado con una inflación que el Fondo Monetario Internacional estima será de 720 % este año y una severa escasez de alimentos, medicinas y productos diversos.