Al menos tres dominicanos se encuentran dentro de las 50 víctimas mortales de la masacre ocurrida la madrugada de este domingo en un bar de Orlando, Florida.

Uno de ellos ya fue confirmado por la Cancillería a través de un comunicado.

Se trata de Oscar Ambyoris Aracena Montero, de 26 años, quien residía en Estados Unidos desde hacía ocho años.

Los padres de Aracena Montero son también dominicanos, según un comunicado de la Cancillería, quien expresó "su más profunda muestra de solidaridad" a los familiares del fallecido.

Mientras que los otros dos fallecidos Anthony Luis Laureano Disla, de 25 años, y Juan Ramón Guerrero, 22, según informes de prensa, tienen descendencias dominicanas, pero la institución no lo ha confirmado.

"Nuestros funcionarios consulares se mantienen en contacto con las autoridades locales y los dominicanos que residen en la ciudad de Orlando, Florida, ya que nuestra principal misión es proteger y velar por el bienestar de nuestros compatriotas", agregó el organismo en una nota.

El sospechoso del tiroteo fue identificado como el estadounidense de origen afgano Omar Mir Seddique Mateen, de 29 años, nacido en Nueva York y que murió en enfrentamiento con la Policía tras atrincherarse con rehenes.

Se investiga si el autor de la masacre tiene vinculación con el terrorismo yihadista, después de que el Estado Islámico reivindicara la matanza.

Este lunes, el presidente Danilo Medina envió una carta de condolencia al presidente Barack Obama como muestra de solidaridad con las víctimas.