“No voy a permitir que un voto del Partido Revolucionario Moderno (PRM) no se cuente, y no voy permitir tampoco que un senador, un diputado, un alcalde, ganado con muchísimo esfuerzo de este partido, nos lo quiten”, proclamó ayer el excandidato presidencial Luis Abinader, cuando acudió a la Junta Electoral del municipio Pedro Brand, una de las tantas localidades donde permanecen los conflictos en torno a los resultados de los votos del domingo.

Disparos, muertos, juntas militarizadas, gomas quemadas, enfrentamientos entre candidatos y ciudadanos en las calles es el panorama que se vive en distintos municipios, distribuidos en 20 provincias del país.

En unos casos se alega diferencias entre los resultados del conteo manual y el digital, en otros, que de alguna manera han sido alterados los resultados cuando había una votación estrecha.

“En gran parte no se hizo el conteo manual debido a que la JCE se adelantó con los resultados y como la gente vio un asunto de hecho no se hizo el conteo manual y para mí eso fue premeditado”, aseguró Abinader, quien se desplaza por los distintos lugares con posiciones en disputa, defendiendo las plazas que entiende ganadas “con uñas y dientes”, tal como advirtió en su discurso del martes.

Hasta el momento, hay disturbios por candidaturas en localidades de las provincias de San Pedro de Macorís, La Altagracia, Samaná, El Seibo, Monte Plata, Valverde, Monseñor Nouel, Sánchez Ramírez, María Trinidad Sánchez, Duarte, Dajabón, La Vega, Monte Cristy, San Cristóbal, Peravia, San José de Ocoa, Azua, San Juan de la Maguana y Pedernales.

En Santo Domingo, figuran Santo Domingo Este, Oeste y Pedro Brand. En Santo Domingo Norte, la discusión es entre PLD y Partido Revolucionario Dominicano (PRD), su aliado fuera de esa demarcación.

Bombas lacrimógenas

Ayer, la militarización de la Junta Electoral de Pedro Brand quedó reforzada por nuevos efectivos ya que seguidores de las candidatas a la Alcaldía Kimberly Taveras Duarte del (PRM) –quien dice que obtiene 127 sufragios más que el actual alcalde Ramón Pascual Gómez (El Mello)– y Mirtha Pérez (PLR) bloquearon la autopista Duarte en el kilómetro 25, exigiendo que se repita el conteo de los votos.

En un momento, la situación se tornó tan tensa que los efectivos dispersaron a la multitud con bombas lacrimógenas.

Según el boletín 7 de la JCE, que había contado el 90% de los colegios electorales, Pascual ganaba con una ventaja de 730 votos a Taveras Duarte,  quien en boletines anteriores tenía mejor posición.

Otros cargos electivos

Además, “estamos discutiendo las senadurías de María Trinidad Sánchez, que fue ganada por nosotros de una manera clara, pero el partido de gobierno se ha inventado actas en las que votaron  más del 90 % cuando no fue la votación normal”, dijo a Metro Andrés Matos, director de Comunicación del PRM. “Esta es una senaduría que vamos a discutir, la consideramos bien ganada”.

De igual modo destacó que la senaduría de Valverde fue ganada por el PRM y que le están buscando mil maneras para arrebatársela.

Otra de las provincias que resaltó Matos es San Pedro de  Macorís, según él, ganada por su aliado el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC). Citó también la alcaldía de Samaná y la de Bonao, donde su partido “ganó la sindicatura claramente” y la senaduría, con Alfonso Fermín, pero no se las quiere reconocer.

A todas esas demandas se le suman Monte Plata, Sabana Grande de Boyá y Yamasá.