Los candidatos a la Presidencia del país por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader; y por la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Pelegrín Castillo, firmaron ayer una declaración con la que proclaman el respeto a la libertad de prensa y su compromiso a favor de la difusión del pensamiento, de resultar elegidos en los próximos comicios del 15 de mayo.

La Declaración de Chapultepec se basa en el concepto de que “ninguna ley o acto de gobierno puede limitar la libertad de expresión o de prensa, sin importar el medio que se trate”.

Los candidatos asumieron el comprimiso en momentos en que en el país se escenifican discusiones en torno a las libertades de información y expresión. El día anterior, lo había hecho el jefe de Estado y candidato a la reelección, Danilo Medina. Al introducir la declaración, firmada por los candidatos, el periodista Rafael Molina Morillo sostuvo que los principios de ese documento se fundamentan en la primera libertad humana: la libertad de expresión, consignada en la Constitución dominicana, que garantiza el derecho a “emitir libremente su pensamiento a través de los diferentes medios de comunicación”.

Acerca de este tema, Abinader advirtió que “el fenómeno de la intervención y de constreñimiento económico que el Gobierno ejerce sobre los medios ha generado que las voces críticas e independientes sean cada vez menos en los medios tradicionales de comunicación del país, y el acceso a la información de interés público es más difícil, lo que es de muy mal augurio para la democracia dominicana”.

Al dirigirse a la Reunión de Medio Año de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el candidato presidencial opositor sostuvo que ese control, “nada sutil”, fue el que se expresó el pasado viernes cuando a última hora se prohibió la difusión, en dos canales de televisión, de un documental de 10 minutos, elaborado por el PRM, en el que se presentan “datos conocidos y verdades incómodas” sobre las cuales el Gobierno y el presidente han rehusado hablar.

Agregó que el documental presenta a la opinión pública hechos reales, no inventados, con el propósito de edificar a los electores sobre quiénes les mienten y quiénes tienen un compromiso real con los cambios y el progreso del país.

Sobre este particular, la vicepresidenta de la República, Margarita Cedeño de Fernández, sostuvo que el gobierno de Danilo Medina se ha caracterizado por el respeto a la libertad de prensa y de los medios de comunicación.

Señaló que muestra de ello es que el mandatario suscribió la Declaración de Chapultepec luego de su discurso ante los delegados de la SIP.

Sobre el presunto video difamatorio del PRM, Cedeño dijo que el liderazgo político y los medios de comunicación tienen que enfocarse hacia el ejercicio ético y responsable.

“Si algo tenemos como Gobierno es justamente el respeto a la libertad de prensa y a los medios de comunicación”, indicó Cedeño.

Durante su intervención en la SIP, Medina recalcó el “firme compromiso del gobierno dominicano con la libertad de prensa y de expresión. Y cuando hablo de compromiso no es una expresión retórica”.

Destacó que desde el Gobierno se esfuerzan diariamente por proteger y atender el derecho a la información de los ciudadanos y también el libre ejercicio de la labor periodística en el país.

En concordancia con Medina, la SIP destacó los “cambios positivos” que países como República Dominicana, Argentina, Cuba y Paraguay han experimentado en torno a la libertad de prensa y expresión.

Dentro del marco de la actividad, la SIP solicitó al gobierno de Venezuela que abandone la “estrategia de cierre de medios de comunicación”; exhortó al gobierno colombiano a “elevar su compromiso” y “disponer recursos” para garantizar que las agresiones y amenazas contra periodistas durante el ejercicio de su oficio sean condenados de manera ejemplar y total.

Además, solicitó a México que tome las “medidas necesarias” para proteger debidamente la labor de los periodistas y detener el “derramamiento de sangre”.