El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Julio César Castaños Guzmán, dijo que entre sus prioridades está organizar unas elecciones generales "justas y transparentes" en 2020 como manda la Constitución y las leyes del país.

Castaños Guzmán también aseveró, que impulsará el consenso para la aprobación (en el Congreso Nacional) de las leyes electoral y de partidos, con la finalidad de contribuir a consolidar la democracia dominicana.

El abogado, quien ya presidió el organismo durante el período 2006-2010, enfatizó que su dirección propiciará campañas electorales equilibradas, cortas, pacíficas, con acceso equitativo a los medios de comunicación, transparencia en la financiación y "sin abuso" de los recursos públicos.

"Concentraremos nuestras funciones en aspectos fundamentales de la JCE, ya que no podemos olvidar que la esencia de este organismo es originalmente electoral; no podemos perder de vista nunca que nos han designado para organizar y dirigir las elecciones de 2020", refirió el catedrático tras juramentarse ante el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez.

Los otros cuatro integrantes de la JCE que también fueron juramentados son, el exembajador Roberto Saladín, la exjueza Carmen Imbert Brugal, el exmiembro suplente del organismo Henry Mejía, y Rosario Graciano de los Santos, la única que repite en el organismo.

Otro de los puntos que Castaños Guzmán estableció como prioridad de su gestión, fue el de "custodiar" la seguridad jurídica del origen de la familia dominicana, para evitar que se "diluya y desmorone" la nacionalidad.

Asimismo, se comprometió a una administración "responsable" de la cédula de identidad y electoral, "que es el instrumento más eficaz de ciudadanización existente en el orden jurídico de la nación, ya que hace ostensible y palmaria la identidad de quiénes somos".

Los miembros de la Junta Central Electoral fueron elegidos el miércoles pasado por el Senado, tras meses de discusiones entre el oficialismo, que controla el Congreso Nacional, y líderes de oposición, que acusaron al Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de "autoritario" por "imponer" a los integrantes del JCE.

Sin embargo, organizaciones de la sociedad civil y otros sectores de la oposición, han destacado la integridad de Castaños Guzmán y de los demás miembros del organismo, cuya elección es atribución del Senado, según la Constitución dominicana.