El diputado Vinicio Castillo Semán, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), sometió hoy a la Cámara de Diputados un proyecto de ley que tipifica como homicidio involuntario la negligencia de médicos o personal de una emergencia de hospitales o clínicas, que nieguen asistencia a un paciente en estado grave.

En su iniciativa, el legislador precisa que serán pasibles de ser castigados con prisión de tres meses a dos años y multa equivalente a cinco salarios mínimos y hasta veinte salarios mínimos, los médicos, paramédicos y personal que estando en una emergencia de un centro médico perteneciente al Sistema Nacional de Salud de la República Dominicana, se hayan negado o rehusado a asistir a un paciente en estado de salud grave, cuando se compruebe que producto de su actuación negligente dicho paciente haya fallecido.

A la vez, detalla, que el centro médico, público o privado, cuya emergencia rehúse recibir y prestar servicios médicos a un paciente en estado grave, será civilmente responsable frente al mismo y a sus familiares, en caso de que por dicha actuación el paciente falleciera o quedara con lesiones permanentes.

La acción civil contra el centro de atención médica perteneciente al Sistema Nacional de Servicios de Salud podrá interponerse de manera conjunta y por la vía accesoria a la acción penal que sea intentada contra el personal médico, o de manera separada e independiente de acción penal, en caso de que sea o no interpuesta por las víctimas.

Por último, precisa que los costos económicos incurridos por los centros médicos privados pertenecientes al Sistema Nacional de Servicios de Salud cuyas emergencias den asistencia en las primeras 24 horas a pacientes en grave riesgo de perder la vida, serán reembolsados por el Estado Dominicano a través del Ministerio de Salud Pública en aquellos casos en que los pacientes de que se trate no tengan el seguro médico correspondiente o no tengan posibilidad económica (bienes muebles e inmuebles) que puedan responder a las deudas asumidas por los servicios médicos prestados en las emergencias de los centros de salud privados.

Castillo Semán presentó el proyecto a propósito de la muerte del excombatiente Claudio Caamaño Grullón, producto de un accidente de tráfico, y cuya familia ha denunciado negligencia médica.

De acuerdo con la denuncia, tras el accidente ocurrido el 20 de marzo, Caamaño Grullón pasó por cuatro centros de salud sin recibir en ninguno de ellos la atención médica que precisaba, ya que no había ningún cirujano torácico en sus servicios emergencias.