El diputado por la Fuerza Nacional Progresista (FNP), Vinicio Castillo Semán, consideró hoy inaceptable que el Ministerio de Educación guarde silencio sobre "las barbaridades" que, a su entender, contiene el libro "Hablemos", sobre educación sexual, editado por Profamilia.

Las comisiones de Educación, Género y Niños, Niñas y Adolescentes se quedaron hoy esperando, por cuarta vez, la presencia del ministro Carlos Amarante Baret, para analizar el contenido de esta publicación.

A preguntas de la prensa en el Congreso Nacional, Castillo Semán mostró su indignación por la reiterada ausencia del titular de Educación, y anunció que someterá ante el pleno de la Cámara de Diputados una moción para interpelar al ministro.

"Es insólito que el Ministerio de Educación, en un tema esencial que atañe la formación de millones de jóvenes y adolescentes, no acuda a las invitaciones que le han hecho las tres comisiones que investigan nuestra denuncia sobre el libro de educación sexual de Profamilia. Lamentablemente, no nos ha dejado otro camino que la interpelación, se lo solicitaré a las comisiones", dijo.

"La presencia de Educación, para que defina su posición y la impresión de 24,000 ejemplares del mismo, es indispensable en la investigación iniciada por la Cámara de Diputados", agregó.

Tanto representantes de la iglesia Católica como la Evangélica manifestaron su disconformidad con el contenido del libro de Profamilia, por considerarlo un grave atentado contra la familia y los valores cristianos.