La Iglesia católica también aprovechó la presencia de los cancilleres y representantes de gobiernos de países miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) para expresar su deseo de sostenibilidad a través de una manifestación por el respeto a la vida y a las familias dominicanas.

Mientras el secretario general del referido organismo, Luis Almagro, y el canciller Andrés Navarro, comunicaban a la prensa que ya todo estaba listo para la realización de la 46 Asamblea General de la OEA, los religiosos convocaban a sus fieles (en celebraciones eucarísticas y a través de medios de comunicación) para apostarse en las inmediaciones del colegio Calasanz, en la avenida Independencia, y alzar sus voces en pro de la sostenibilidad, que es el tema central de este encuentro entre nacionales.

Así lo hicieron. Pasadas las 3:00 de la tarde estaban con sus consignas que hacían referencia a que “la familia, la identidad cultural, la educación integral, los derechos con deberes, la vida y el cuidado de la creación” también son sinónimo de sostenibilidad.

En reiteradas ocasiones la jerarquía del catolicismo ha manifestado su inquietud de que en República Dominicana se imponga lo que denominan la agenda LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero).

Sobre este aspecto fue cuestionado Almagro y aseguró que “nuestros intereses como países y como secretaría general a la hora de promover derechos, están perfectamente en consonancia con los más altos postulados cristianos”.

“Tanto la declaración como los documentos que están listos para la asamblea han sido realizados en clave de derechos, buscando eliminar cualquier forma de discriminación, específicamente en los terrenos laborales como en cualquier ámbito para cualquier comunidad y, especialmente, se ha mencionado las comunidades LGTB” declaró Almagro con una afirmación que coincide con las advertencias de la agenda de la OEA en el país que en días pasados hizo el obispo auxiliar Víctor Masalles y el movimiento “Sí, queremos sostenibilidad”.

Los católicos permanecen en oración desde el sábado 11 hasta el próximo miércoles 15 de junio, día en que concluye la 46 Asamblea General de la OEA en Santo Domingo.