Los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) acordaron, tras dos días de reuniones en Santo Domingo, una gestión integral de emergencias generadas por fenómenos naturales para reducir su impacto en la región, informó hoy la Cancillería.

Al finalizar la Reunión de Altos Funcionarios sobre Gestión Integral de Riesgos de Desastres de la Celac, los participantes concretaron "un compendio importante de los componentes y variables de gestión integral para enfrentar cualquier situación de emergencia generada por algún fenómeno natural y reducir su impacto en la población de la región", señaló la fuente.

En un comunicado de la Cancillería, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) dominicana, Rafael De Luna Pichirilo, cuyo país ocupa la presidencia temporal de la Celac, explicó que en la cita se identificaron las líneas generales en temas de desastres, principalmente los que tiene que ver con la atención humanitaria y los procesos de rehabilitación y construcción de zonas afectadas por estos eventos.

Durante el encuentro se acordó la promoción del intercambio de información, diálogo y coordinación entre los países miembros de la Celac de cara a la Cumbre Mundial Humanitaria, que se celebrará en mayo próximo en Estambul, Turquía.

La reunión "permitió la identificación de los lineamientos generales de una agenda estratégica regional, que perseguirá además, incluir propuestas de reducción de riesgos de desastres y asistencia humanitaria y de apoyo para la rehabilitación de los países", indicó el comunicado difundido por la Cancillería dominicana.

Los trabajos se enfocaron en la discusión de los elementos prioritarios para la región en el contexto de la reducción de riesgos de desastres y la acción humanitaria, a fin de establecer un plan de acción regional hacia el fortalecimiento y creación de nuevos mecanismos de colaboración mutua.

Dicho plan responderá a las prioridades de la Celac en materia de desastres de cara al futuro, así como el estudio de posibles mecanismos para el intercambio de capacidades y recursos en casos de emergencias de ese tipo, así como promover el intercambio de información, diálogo y coordinación entre los países miembros del organismo regional.

En la actividad participaron representantes de Argentina, Chile, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Jamaica, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay.