El Ministerio de Interior y Policía (MIP) anunció que  incrementará los operativos durante la Semana Santa y recordó que los centros de venta de bebidas alcohólicas deben permanecer cerrados desde las 12:00 del Viernes Santo hasta las 12:00 del sábado santo.

El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, dijo que como en años anteriores, prohibió el uso de las vías públicas para la colocación de piscinas en las proximidades de dichos centros.

Agregó que remitió una comunicación al jefe de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, en la que le informa de disposición.

Fadul precisó que la prohibición para la colocación de piscinas en las proximidades de centros de venta o consumo de alcohol abarca las autopistas, carreteras, avenidas, calles, vías marginales, caminos vecinales y aceras de todo el territorio nacional.

También indicó que mantendrá los operativos en los centros de diversión para evitar la entrada de menores de edad, obstrucción a las vías públicas, el porte de armas de fuego y la violación de los horarios establecidos. Advirtió que los inspectores del MIP también impedirán los cierres de calles no autorizados.

El funcionario destacó que las unidades de Asistencia en Carretera (Acarrea) participarán en “carreteo” que dará inicio oficial al operativo en las principales autopistas del país, conjuntamente con todos los cuerpos de socorro que forman parte de esta actividad.

Precisó que las unidades vehiculares de Acarrea y de Control de Bebidas Alcohólicas (Coba) trabajarán en coordinación con el Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

Los operativos serán coordinados por el viceministro de Interior y Policía Ricardo Rosa Chupany y el viceministro para Seguridad Ciudadana, Henry Castellano.