La champeta es una danza de raíces africanas de movimientos insinuantes y fuertes que nació en los barrios populares de Cartagena, Colombia. Una de las ciudades con mayor población y herencia afrodescendiente, que vio en este género una forma de expresarse.

Pero esta expresión, que tiene más de ochenta años, ahora causa polémica entre los políticos ultraconservadores de la ciudad, que culpan al baile de fomentar "violaciones y embarazos en las adolescentes".

Aunque el baile en pareja llega a ser sensual, es físicamente exigente y está combinado con danza urbana.

La popularización del género data de finales de los años 90, con artistas como Elio Boom o "El Sayayin", quienes llegaron a triunfar en los charts de Colombia. Actualmente, el ritmo se reconoce como una tradición de las comunidades afro del caribe colombiano y artistas como Kevin Flórez son los más reconocidos del género.

Asimismo, grupos representativos como Bomba Estéreo han retomado el ritmo para mostrar esta expresión que combina danza urbana y los movimientos tan típicos de África.