El actor estadounidense interpretó a un pitcher de los Cleveland Indians en dos películas y se ilusionaba con tener una opción de hacer el lanzamiento inicial en la Serie Mundial. Sin embargo, desde la MLB desecharon la opción.