Miles de taxistas bloquearon con sus automóviles este jueves la céntrica avenida Alameda de Santiago, en una jornada de protestas contra las aplicaciones de internet Uber y Cabiby, consideradas ilegales en el país. “Nunca pensamos que esto iba a llegar a esta cantidad de gente y colegas.

Esto demuestra que no estamos equivocados”, afirmó el presidente de la Confederación Nacional de Taxis de Chile Luis Reyes, a medios locales.

La manifestación provocó algunos atascos de tránsito y atrasos de hasta horas, principalmente en el centro de Santiago, la capital chilena de más de seis millones de habitantes.