China esta construyendo el radiotelescopio más grande del mundo con el objetivo de recoger mensajes del espacio exterior que podrían estar relacionados con vida inteligente.

Se espera que el Telescopio de Apertura Esférica de 500 metros (FAST) esté terminado en 2016.

El reflector del telescopio tendrá 500 metros de diámetro superando al que se ubica en Arecibo, Puerto Rico, que tiene 200 metros de diámetro.

Se espera que con su construcción se amplíe la búsqueda de vida extraterrestre y permita a los astrónomos descubrir nuevas galaxias.

El proyecto, que inició en 2011, se encuentra en una zona natural de la provincia Guizhou hacia el suroeste de la capital china, Pekin.