La Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) recientemente desclasificó un informe de la investigación de las fallas antes de los atatentados del 11 de septiembre del 2001, en Estados Unidos.

En el informe, la CIA reconoce los problemas en el sistema que provocaron que no fuera posible la visualización de Osama Bin Laden antes de que atentara contra los aviones secuestrados.

Al parecer la agencia no cumplió de manera eficiente con sus tareas asignadas, además de que no tenía un plan para combatir a Al Qaeda.

Según el informe, ninguno de los agentes, actuó contra los Estados Unidos, ni violaron alguna ley, pero la recolección de pruebas fue muy mala.

A pesar de las especulaciones que tenía la agencia, respecto a que algunos funcionarios del gobierno de Arabia Saudita podrían haber apoyado a Bin Laden, no se encontró ningún tipo de evidencia, informó el canal estadounidense “CNN”.