El artista considera que los “actos impulsivos” de Donald Trump “pueden herir a mucha gente” y por ello organizó esta demostración pública de 100 mujeres desnudas con espejos para denunciar la “retórica del odio” que promueve el candidato el día antes de que comience la convención Republicana  que da inicio hoy día.