Investigadores de la NASA descubrieron una galaxia que recibe energía a través de un Quasar, el cual a su vez está conformado por dos hoyos negros, informaron en un comunicado.

La galaxia Markarian 231 se ubica a 600 millones de años luz de nuestro planeta y pudo ser vista a través del telescopio espacial Hubble.

"Estamos extremadamente felices con este hallazgo", comentó la doctora Youjun Lu del observatorio astronómico de la Academia de Ciencias de China. "No solo demuestra la existencia de dos hoyos negros bastante cercanos en una galaxia, también nos invita a buscar de una nueva forma hoyos negros, de acuerdo a su emisión de luz ultravioleta", explicó de acuerdo a la cadena estadounidense "CNN".

La energía creada por estos hoyos negros en Markarian 231 produce cien veces más estrellas que las que se producen en la Vía Láctea. Aunque nuestra galaxia también tiene un hoyo negro, no es lo suficiente para crear un Quasar: objetos "cuasiestelares" descubiertos en 1963 por el astrónomo Marteen Schmidt. 

Los hoyos negros de Markarian 231 colapsarán en "cientos de miles de años", informó la NASA y advirtió a manera de broma: "Seguramente deberán evitar los vuelos espaciales en la zona".