"¿Existe vida en algún otro punto del Universo?" es una incógnita que el hombre se ha planteado desde sus orígenes. Ahora, científicos estadounidenses aseguran estar trabajando con lo que sería la primera prueba de vida inteligente fuera de este planeta. 

Se trata de una estrella, con una "megaestructura", llamada "KIC 8462852", la cual se localiza a mil 480 años luz de la Tierra y que fue localizada por el radiotelescopio espacial Kepler, en 2009. 

Esta estrella ha lanzado una serie de "fluctuaciones luminosas" que los científicos no logran descifrar "concluyentemente": "La estamos observando con el Telescopio Allen Array", explicó Seth Shostak, investigador del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI, por sus siglas en inglés), al sitio "Space.com". 

A pesar de esto, el investigador hizo un llamado a los aficionados a la ciencia ficción, y al público en general: "La historia nos sugiere que vamos a encontrar una explicación para esto, pero no necesariamente habrá Klingons relacionados con ella", dijo en referencia a la serie televisiva Star Trek. 

"Jamás habíamos visto algo como esto. Pensamos que había una lectura errónea de datos, o movimiento de alguna nave espacial, pero no", explicó la investigadora Tabetha Boyajian al sitio "The Atlantic". 

El Instituto SETI es uno de los intentos científicos para buscar vida inteligente extraterrestre, algo a lo que se oponen científicos como el reconocido físico Stephen Hawking, quien en una entrevista con el periódico El País el mes pasado dijo que un posible encuentro entre humanos y alienígenas: "Sería como el descubrimiento de América. Nos van a colonizar".