La malaria sigue siendo una de la enfermedades con gran poder a la que se enfrenta la comunidad médica.

El principal problema ha sido la ausencia de una vacuna que actúe y proteja completamente de la infección.

Es por eso que un grupo internacional de científicos de la Universidad de Washington encontró un compuesto que podría competir contra la enfermedad.

Los investigadores aseguran que el compuesto paraliza una proteína (DHODH) que el parásito de la malaria necesita para sobrevivir. Además de que ya está listo para realizar ensayos en los humanos.

Si el experimento tiene éxito, el compuesto conocido como DSM265 se volvería en una nueva herramienta que ayudaría a prevenir a sí combatir la infección de malaria, informó la revista “Science Translational Medicine”.