El terremoto de magnitud 7.8 que sacudió el 16 de abril la zona tropical del norte de Ecuador se ha cobrado la vida de al menos 654 personas, según el nuevo balance emitido la noche de este sábado, por la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgo en su portal de internet.

Añadió que la cifra de heridos es de 16 mil 601 y 58 desaparecidos hasta el momento, mientras 25 mil 640 se encuentran albergadas.

Un total de 113 personas fueron rescatadas con vida de entre los escombros a los que se redujeron decenas de edificaciones como consecuencia de uno de los peores terremotos de la historia del país andino y del que hasta la tarde de este sábado se habían registrado 788 réplicas.

Según medios locales, las últimas sacudidas, además de sentirse en las provincias de Manabí y Esmeraldas (ambas al noroeste), lograron estremecer sectores de Guayaquil (Guayas, centro), Santo Domingo (norte) y Quito (capital).