El Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional condenó hoy a cinco años de prisión al cantante de música urbana Omega, quien, sin embargo, solo deberá cumplir ocho meses en la cárcel y el resto será condicional.

Antonio Peter de la Rosa, verdadero nombre de Omega, fue declarado culpable de violencia intrafamiliar agravada en perjuicio de su expareja Sahira Valerio, de 20 años, quien le acusó de violencia física, sexual y emocional.

De la condena impuesta, consistente en cinco años, el controvertido artista cumplirá 4 años y 4 meses en libertad, con suspensión condicional de la pena.

Omega deberá cumplir con una serie de condiciones de conformidad al acuerdo arribad con la Fiscalía del Distrito Nacional, entre las que destacan asistir a terapias en el Centro de Intervención Conductual para Hombres y realizar 120 horas de labor comunitaria.

A la vez, abstenerse del uso de bebidas alcohólicas y el porte de armas de fuego, así como realizar cursos de inteligencia emocional.

En su sentencia, el tribunal precisó a Omega que de no cumplir con dichas condiciones se revocará la suspensión condicional y deberá cumplir la condena en prisión.