1- 69 mil dominicanos viven con VIH y 25 mil desconocen que tienen esta condición

En República Dominicana 69 mil personas viven con VIH y alrededor de 25 mil desconocen que tienen esta condición.

Según el director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, “tenemos unas 42 mil personas con VIH identificadas y el gobierno garantiza los medicamentos antiretrovirales a través del Programa de Atención Integral”.

Los antirretrovirales en este país se distribuyen de manera gratuita y garantizan la calidad de vida de las personas seropositivas; es decir, pacientes que, resultan positivo en la prueba que identifica anticuerpos contra el virus VIH en el suero sanguíneo, y que a través de estos fármacos se mantienen sin presentar ningún signo clínico de la enfermedad.

Al reducirse el nivel de mortalidad asociado al Sida, ya no es considerada una enfermedad mortal, sino crónica, afirma Terrero.

2- Aclarando conceptos: VIH y SIDA no son sinónimos

Tener VIH no es lo mismo que tener SIDA. El primero es el Virus de Inmunodeficiencia Humana, que si no se atiende con tratamiento antirretrovírico, causa SIDA, Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.

Es decir, el VIH infecta las células del sistema inmunitario y las destruye o trastorna su funcionamiento. Esto lleva al SIDA, que representa las etapas más avanzadas de la infección.

El tratamiento antirretrovírico (TAR) estándar, según la Organización Mundial de la Salud, consiste en combinar al menos tres antirretrovirales (ARV) para suprimir al máximo el VIH y frenar la progresión de la enfermedad.

El tiempo que transcurre entre la infección por el VIH y el diagnóstico de SIDA puede variar entre 10 y 15 años, a veces más. El tratamiento con antirretrovíricos puede hacer más lenta la evolución porque evita la multiplicación del virus y, en consecuencia, disminuye la cantidad de virus presente en la sangre del individuo infectado.

3- Mitos y más mitos sobre VIH y SIDA

La adquisición del virus no está vinculada a la preferencia sexual. Tampoco está comprobada su transmisión a través del sudor o la saliva.

En años anteriores ha circulado en la población de diferentes partes del mundo el rumor de que el mosquito Aedes aegypti, transmisor de los virus dengue, zika y chikungunya, transmita el VIH. Este planteamiento no tiene ninguna base científica.

La Organización Mundial de la Salud afirma que “si se utiliza correctamente en cada coito, el condón es un método de eficacia comprobada para prevenir la infección por el VIH en hombres y mujeres. Sin embargo, fuera de la abstinencia, ningún método protector es totalmente eficaz”.

No todos los hijos de madres con VIH lo adquieren. La OMS establece que someterse a tratamientos antirretrovíricos adecuadas, un parto por cesárea y evitar amamantar al recién nacido con lecha materna, reduce las posibilidades de que el pequeño adquiera esta condición de salud.

4- Una enfermedad, que hasta este momento, no tiene cura

En repetidas ocasiones se ha dicho que tal o cual científico o tal o cual país encontró la cura del VIH o del SIDA. Lo cierto es que, hasta esta fecha, esta condición de salud no tiene cura.

La supuesta “píldora del día siguiente” es solo un mito. El combate, no la eliminación de este virus recae sobre los fármacos antirretrovíricos que aminora la evolución de la infección

Cada año más personas infectadas por el VIH, incluso en países pobres, logran permanecer en adecuadas condiciones de salud y ser productivas por periodos prolongados. Actualmente, la OMS recomienda que todas las personas infectadas por el VIH y aquellas que corren riesgos considerables reciban tratamiento.

En República Dominicana se destinaron 660 millones de pesos para combatir la enfermedad entre 2013 y 2015. Este año la partida presupuestaria fue de 382 millones; 278 millones de pesos menos que en años anteriores.

5- Cifras globales, según la OMS

La Organización Mundial de la Salud y El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), estiman que a finales del año 2014 había en el mundo 36,9 millones de personas infectadas por el VIH.

Ese mismo año, contrajeron la infección unos dos millones de personas, y 1,2 millones murieron por causas relacionadas con el VIH.

Con frecuencia la tuberculosis ataca a las personas con VIH. En el año 2014 mató a 390,000 personas.

 A mediados de 2015, 15,8 millones de personas recibían tratamiento con antirretrovíricos al nivel mundial. Las organizaciones de salud afirman que medidas estatales han generado una mejoría en el acceso al tratamiento.

Además de los medicamentos, estos pacientes requieren orientación y apoyo psicosocial. También tener una nutrición adecuada y acceso a agua salubre e higiene básica para mantener una buena calidad de vida.