1- Figura de acción terrorista

La mini figura personalizada Lego “Sr. Negro” es el nombre de uno de los juguetes más polémicos creados por la firma BrickArms. Este juguete es la representación de un terrorista que, según la compañía, esconde su rostro para evitar ser reconocido por las autoridades y está siempre listo “para perturbar el orden social para su propio beneficio”.

2- Barbie Oreo.

En 1997 Mattel unió fuerzas con Nabisco para lanzar una promoción cruzada de Barbie con galletas Oreo. Mattel fabricó una versión blanca y otra afroamericana. Los críticos argumentaron que en la comunidad afroamericana Oreo es un término despectivo que significa que la persona es “negro por fuera y blanco por dentro”. La muñeca no tuvo éxito y Mattel la retiró, por lo que es buscada por los coleccionistas

3- Bebé Glotón

En 2009 el fabricante de juguetes español Berjuan dio a conocer un extraño cinturón-pezón, creado para que las niñas puedan pretender alimentar a su bebé muñeca y aprender acerca de la lactancia materna. Este polémico juguete viene con pezones que hacen un sonido de succión fuerte. Los opositores dicen que el juguete podría incluso aumentar el riesgo de embarazo juvenil.}

4- Harry Potter Nimbus 2000.

En apariencia, es sólo una réplica de la escoba de Quidditch de Harry Potter. Sin embargo, muchos críticos han afirmado que el juguete que vibra se ha reinterpretado como un potencial juguete sexual para los adolescentes. El impacto de las subidas de tono en comentarios en línea sobre el juguete ha mancill.

5- Muñecos Golliwog racistas

El Golliwog era un personaje negro en el libro para niños llamado Las aventuras de dos muñecos holandeses y un Golliwogg. Los juguetes de trapo tuvieron gran popularidad en Europa y Australia en la primera mitad del siglo XX, pero disminuyó la moda a partir de la era de los derechos civiles de la década de 1960.

Recientemente, estos juguetes racistas estuvieron una vez más en el ojo público cuando una tienda en Queen’s Sandringham Estate en Norfolk, Inglaterra, volvió a venderlos.