Claudio Bravo cometió un infantil fallo en el partido ante Barcelona y se une a otras chambonadas de porteros en el 2016.