El primer vicepresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), Wilson Roa, aseguró ayer que la mesa del diálogo entre esa organización y el Gobierno dominicano aún no está rota.

Sin embargo, solicitó a las autoridades, sacar de la discusión “el yoyo” que tiene en la mesa de discusión.

Dijo que para ponerse de acuerdo no hay que invertir tanto tiempo, puesto que llevan más de tres meses en una negociación que aún no terminan, “con puntos conocidos y respuestas tangibles que todos saben cuáles deben ser, y que el Gobierno juega al tiempo; tanto así que antes de la elecciones se jugó al proceso, y le dijimos: va a pasar el proceso y si la naturaleza nos permite sobrevivir, aquí estaremos y hoy nosotros estamos en la disposición de continuar con el diálogo, pero sobre la base de propuestas concretas, que no se siga jugando al tiempo, porque a fin de cuenta eso no beneficia a nadie”.

Roa explicó que el Gobierno está recurriendo a un “supuesto incentivo” para aumentar los salarios de los profesionales de la salud, sin embargo, aseguró que cuando se creó la Ley de Seguridad Social se planteó que el personal médico ganaría por encima de los cien mil pesos mensuales, no obstante no ha ocurrido así, pese a que está consignado en la ley.

En referencia al supuesto estudio del Gobierno que revela que un médico solo trabaja una hora y 43 minutos diarios, el primer vicepresidente del CMD sostuvo que “el interés de estos muchachos (refiriéndose al Gobierno) es cualquierizar el ejercicio de la medicina en República Dominicana”.
Roa, lamentó que no sea prioritario para el Ejecutivo resolver los problemas que afectan al sector sanitario y destacó la escasa urgencia con la que se ha manejado el diálogo.

División de gremios

De su lado, el presidente regional del distrito del CMD, Emignio Liria, dijo que el “Gobierno malintencionado hizo dos propuestas salariales, dentro de esas, una de ellas favorecía a las enfermeras, mientras que a los médicos solo le ofreció un aumento salarial de 10 a 15%, esa propuesta le fascinó a las enfermeras y creó una perspectiva de división”.

Liria expuso que esa situación vino directamente del Gobierno, pero aclaró que ya ese tema quedó resuelto.

Asamble nacional

El pasado miércoles, el presidente del Colegio Médico, Waldo Ariel Suero, indicó que las conversaciones entre ese sector y el Gobierno van rumbo al fracaso, tras asegurar que el diálogo estaba “en un limbo”.

Suero anunció, durante una rueda de prensa, que el gremio convocó a todos los médicos a una asamblea nacional, para este miércoles 13, con el objetivo de decidir las acciones a tomar ante las propuestas del Gobierno.