El Colegio Médico Dominicano (CMD) pidió este martes al Gobierno el pago de una deuda de más de 30 millones de pesos por concepto de sueldos y salarios atrasados a los médicos residentes contratados en el sistema de salud pública.

A través de una nota de prensa, el CMD reclama el pago a todos los médicos que "con sus esfuerzos y sudor han laborado de manera continua en Salud Pública y hoy son pisoteados por el Gobierno".

“Es un derecho que les asiste a todos y cada uno de esto profesionales de la medicina, jóvenes recién salidos de las aulas y a los residentes, de todos los centros asistenciales que administra Salud Pública”, dice la nota.

Agrega que “esta actitud se inscribe dentro de la política sistemática de golpeo, humillación y maltrato que este Gobierno ha desatado contra la clase médica dominicana y todo el sector Salud en sentido general”.

Los médicos, agrupados en el Pacto Nacional de Salud (Panasalud) llevan tres meses reclamando del Gobierno mejores condiciones laborales, y el lunes rechazaron un 25% de aumento al salario base más incentivo por horas trabajadas.