El Centro de Operaciones de Emergencia (COE) aumentó este lunes a 20 el número de provincias en alerta verde o amarilla por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra como consecuencia de las intensas lluvias.

Según el último boletín de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), la combinación de dos vaguadas, una al norte de nuestro territorio y la otra sobre Haití, mantendrán las condiciones favorables para que continúen los aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de viento.

Los fenómenos se sentirán especialmente en horas de la tarde hasta las primeras horas de la noche en poblaciones de las regiones noroeste, norte, noreste y el centro del país, durante las próximas 24 a 48 horas.

Están en alerta amarilla las provincias de María Trinidad Sánchez, Espaillat, La Altagracia, Puerto Plata, Monte Cristi y Dajabón, mientras que en alerta verde permanecen Sánchez Ramírez, La Vega, San Pedro de Macorís, El Seibo, Duarte, Hato Mayor, Monseñor Nouel, Santiago, San Cristóbal, Monte Plata, La Romana, y el Gran Santo Domingo, Independencia y Pedernales.

Hasta ahora, las condiciones meteorológicas han obligado a desplazar a 6.760 personas a casa de sus familiares o amigos, 1.352 viviendas y un puente se han visto afectados, y 15 comunidades permanecen incomunicadas.