La vaguada asociada a la baja presión localizada a unos 400 km de las islas Turcas y Caicos, y que se visualiza en todos los niveles de la atmosfera, continuará generando aguaceros, tormentas eléctricas y ocasionales ráfagas de viento en gran parte del territorio nacional, informó la Oficina Nacional Meteorología (Onamet).

El organismo indicó que hoy la vaguada estará interactuando con la humedad del país  para generar aguaceros especialmente hacia las regiones Noreste, Sureste, Noroeste y cordillera Central.
La Onamet destacó que este sistema de baja presión  tiene de un 60 % a 80 % de probabilidad de convertirse en ciclón subtropical o tropical en los próximos días.

Mantienen alerta

En ese mismo orden el Centro de Operaciones de emergencias (COE) mantiene el nivel alerta verde para la costa atlántica desde Isla Saona hasta Manzanillo por oleaje y viento anormal así como, posible penetración de mar.

También el organismo de emergencias aumentó las provincias en alerta verde y colocó algunas en amarillo por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos  y cañadas, así como deslizamientos. Las incluidas en alerta amarillo son  Puerto Plata, Monte Cristis y Dajabón; en alerta verde: La vega, Monseñor Nouel, Duarte, Barahona, San Cristóbal, Sánchez Ramírez, La Altagracia, El Seíbo, La Romana, San Pedro de Macorís, Espaillat, Monte Plata, Santiago, Azua, María Trinidad Sánchez, Elías Piña, El Gran Santo Domingo, Hato Mayor y San José de Ocoa.

El COE  destacó que en cuanto a las condiciones marítimas, las frágiles y pequeñas embarcaciones que operan en la costa Atlántica deben permanecer en puerto debido a viento y olas anormales, mientras en la costa caribeña pueden realizar sus actividades con precaución ,cerca del perímetro costero, sin aventurarse mar adentro, y en la bahía de Samaná se recomienda limitarse a navegar dentro su perímetro.

Daños y emergencias

En su informe número tres sobre la situación que enfrenta el país por las lluvias el organismo de emergencia reportó que 117 viviendas han sido afectadas por las lluvias y 85 personas han sido desplazadas a casa de familias.