El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene este miércoles la alerta en diez provincias del país a causa de las precipitaciones, mientras que 8,275 permanecen desplazadas de sus hogares, de las 365 se alojan en 9 albergues, mientras que el resto están en casas de amigos o familiares.

Según el último boletín de la institución, las últimas lluvias han afectado a 1,655 viviendas, y mantiene incomunicadas a nueve comunidades, principalmente a causa de la crecida de ríos.

La circulación anticiclónica se manifiesta en todos los niveles de la atmósfera sobre el país, manteniendo la estabilidad atmosférica, y se espera que las precipitaciones sean escasas; sin embargo, en el transcurso de la tarde y primeras horas noche, podrían presentarse lluvias débiles de corta duración.

Dadas las condiciones de saturación de suelos, están en alerta amarilla las provincias de María Trinidad Sánchez, Monte Cristi, Duarte (en especial el Bajo Yuna), Valverde, Santiago y Puerto Plata por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

Además, el COE mantiene la alerta verde en las provincias de Sánchez Ramírez, Samaná, La Vega, Espaillat.