Las lluvias de la última semana en el país han obligado a desplazar a 840 personas de sus hogares, y mantiene en alerta a 21 provincias, ante la perspectiva de que las precipitaciones se incrementen durante este fin de semana.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) elevó los niveles de alerta amarilla y verde a 21 provincias por posibles inundaciones urbanas y repentinas, desbordamiento de ríos, arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, según el último boletín de la institución.

Además de las lluvias continuadas de la última semana, que han provocado la saturación de los suelos, la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) prevé que se produzcan más aguaceros este fin de semana, explicó en rueda de prensa el director del COE, Juan Manuel Méndez, motivo por el que se ha elevado la alerta.

Hasta este momento, 168 viviendas han resultado afectadas por efecto de las lluvias, y 840 personas fueron desplazadas a casas de familiares; también se reportaron dos casas destruidas y dos carreteras dañadas, mientras que seis comunidades quedaron incomunicadas producto de los aguaceros, indicó Méndez.

El incremento de las lluvias, debido al desplazamiento de una vaguada que se sitúa sobre Haití y que este fin de semana se ubicará sobre la República Dominicana, ha llevado a decretar la alerta amarilla en Monte Plata, Dajabón, La Altagracia, Sánchez Ramírez, Barahona, Bahoruco, Azua, San José Ocoa, Montecristi y Peravia.

En alerta verde están el Gran Santo Domingo, Duarte (Bajo Yuna), El Seibo, San Cristóbal (Villa Altagracia), Elías Piña, San Juan, Hato Mayor, Puerto Plata, Santiago, Monseñor Nouel y La Vega.

Por otra parte, el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, compareció ante los medios para informar de los daños viales causados por las lluvias en distintas comunidades, así como de las medidas que lleva a cabo su departamento.

Tras presentar la situación al Presidente de la República, Danilo Medina, Castillo explicó que "se han registrado derrumbes en las carreteras Barahona-Enriquillo (sur), desbordamiento de ríos en lugares como Azua y Bahoruco (sur), donde se han ido dos puentes de badenes."

"Tenemos derrumbes en las carreteras Constanza-Jarabacoa (norte), Constanza-Cazabito; derrumbes cerca de Loma Miranda en la autopista Duarte y otros efectos en Gaspar Hernández, comunidades incomunicadas en Cotuí (centro), y ya todos esos puntos son atendidos por brigadas y equipos pesados del Ministerio de Obras Públicas.

Castillo señaló que espera que para mañana por la mañana todos esos inconvenientes hayan sido resueltos, "pero tenemos que advertir de que estamos esperando lluvias importantes a partir del sábado, domingo y lunes, por lo que esos problemas serán repetitivos en las diferentes carreteras troncales y secundarias del país".

El ministro hizo un llamado a la población que se desplaza por las carreteras para que no excedan la velocidad ante los derrumbes que se han registrado y así eviten accidentes, y aseguró que realizan todos los trabajos de contingencia y prevención para salvar vidas.

"Se están interviniendo muchos puntos en los que se ha acumulado agua en las vías del Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo, producto de la basura y desechos que tapan las rejillas de los filtrantes", dijo.

"Tenemos a un equipo hidráulico trabajando en esto y a la Comisión Policial y Militar que está también ayudando a resolver estos problemas de acumulación en el Gran Santo Domingo y el Distrito Nacional", agregó.

Además, explicó que se están colocando equipos pesados en todos los puntos de la geografía nacional, de una forma estratégica, de manera que, si hay algún lugar con problemas, el equipo esté cerca para intervenir.

También hay un operativo de recogida de basura, así como recorridos preventivos de las patrullas en carreteras, para ver si hay puntos de acumulación de agua, en carreteras y aproches de puentes (la parte de transición entre el puente en sí y el terreno).

Por otra parte, afirmó que en la carretera Barahona-Enriquillo ya fue restablecido el tránsito, pero que en Bahoruco se colapsaron dos puentes de badén y, necesariamente, hay que esperar que las aguas bajen, y en Azua hay un gran desbordamiento del río Jura y se prevé que en Elías Piña se estará dando paso el miércoles.

Mientras, "en Gaspar Hernández tenemos patrullas de carreteras y señalizando para que no haya accidentes", dijo.

De acuerdo a la Onamet, la vaguada frontal traerá un incremento significativo de las precipitaciones durante el fin de semana, así como tormentas eléctricas, y ráfagas de viento en gran parte del territorio nacional, con posibilidad de registrarse aguaceros fuertes hacia las provincias que se localizan en las regiones norte, noroeste, noreste, el Cibao central y la Cordillera Central.