Las fuertes precipitaciones que se están registrando en buena parte del país mantienen 15 provincias en alerta y han obligado a 6.410 personas a desplazarse a casa de familiares o amigos y otras 85 permanecen en albergues, mientras que 1.282 viviendas quedaron afectadas y otras 31 destruidas.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó de que 39 comunidades permanecen incomunicadas, principalmente como consecuencia de la crecida de ríos, y 7 puentes se han visto afectados por las lluvias.

Las condiciones del tiempo estarán bajo la incidencia de una vaguada frontal localizada sobre la porción norte del país, por lo tanto, continuarán produciéndose lluvias, de débiles a moderadas, con tormentas eléctricas y ráfagas aisladas de viento en gran parte de nuestro territorio, durante las próximas 24 a 48 horas.

Por ese motivo, se mantiene la alerta de nivel rojo en las provincias de Espaillat y María Trinidad Sánchez, mientras que están en nivel amarillo Puerto Plata, Montecristi y Duarte por posibles inundaciones repentinas urbanas y rurales, crecidas de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra .

Además están en alerta verde las provincias de Sánchez Ramírez, Dajabón, Santiago, La Vega, Monseñor Nouel, Samaná, Hato Mayor, El Seibo, San Pedro de Macorís y Hermanas Mirabal.